WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp
Inicio / La voz del barrio / No aguantan los malos olores

No aguantan los malos olores

Un alto grado de contaminación registra el arroyo que atraviesa el barrio La Mano de Dios, al sur de Sincelejo, sus habitantes aseguran estar enfermos por el aire que respiran.

|

Los habitantes del barrio La Mano de Dios al sur de Sincelejo, ya no aguantan los fuertes olores que se desprenden del arroyo que atraviesa el sector. Sostienen que las aguas están estancadas debido a la cantidad de basura que se detienen en las rejillas, por lo que piden a la Administración Municipal adelantar las jornadas de limpieza.

“La problemática es que este arroyo está brotando muchos malos olores que están provocando muchas enfermedades, nuestras vías respiratorias están dañadas por esos malos olores. Por eso le pido al alcalde que se ponga la mano en el corazón y se pase por acá, porque estamos necesitando de eso”, sostuvo Francia Cárdenas, habitante del sector.

Para los residentes de La Mano de Dios, el barrio registra un alto grado de contaminación debido a las aguas negras que caen al arroyo y donde además personas inescrupulosas de otros sectores arrojan animales muertos.

“Estamos viviendo en una porquería que no podemos aguantar. La comunidad no se está dando a valer, porque si uno no se cuida quien más lo va hacer. Aquí tiran toda clase de porquería y la gente está enferma con estos olores y con la fetidez”, expresó Víctor Verbel.

Por su parte, doña Cándida De la Rosa Vega hizo un fuerte llamado al alcalde Jacobo Quessep, pues además de no soportar los malos olores, tampoco aguanta ya la proliferación de mosquitos.

“Necesitamos una ayuda del alcalde, porque así como nosotros le servimos a él, ahora nos tiene que servir a nosotros. Aquí arrojan perros muertos y toda clase de basura y en realidad vivimos aquí porque no tenemos más a donde vivir y nos tenemos que aguantar la mosquitera y los fuertes olores”, manifestó doña Cándida De la Rosa.

Para ellos el arroyo es la principal problemática de La Mano de Dios y enfatizan que muchas personas están enfermas por el aire contaminado que respiran.

“Nosotros aquí en la noche no dormimos, aquí no hay oxígeno, el aire está totalmente contaminado”, puntualizó Rafael Romero.

A esta problemática se suma la inseguridad de la zona, pues en este sector del sur de Sincelejo siguen siendo constantes las acciones de jóvenes que conforman diversas pandillas delincuenciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *