WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp
Inicio / La Voz Judicial / La Policía ha capturado 10 veces al “Niño Dios”

La Policía ha capturado 10 veces al “Niño Dios”

Jaider Corpas González, alias “El Niño Dios”, cayó con abundante cantidad de estupefacientes. Es la décima vez que es detenido por la Policía.

|

La Policía en Sucre sigue con las acciones para frenar todo tipo de acciones al margen de las ley, sobre todo los homicidios, hurtos y expendios de estupefacientes, delitos que en los últimos meses se han disparado considerablemente en la capital de Sucre, en donde pese a las detenciones de los malhechores, estos salen y reinciden en sus actividades delictivas.

Es el caso de Jaider Corpas González, alias “El Niño Dios”, de 32 años, quien tenía gran cantidad de estupefacientes, escondidos en distintas partes de su cuerpo, convirtiéndose esta en la décima vez que cae en poder de las autoridades sucreñas.

De acuerdo con el reporte de la Policía, el sujeto tenía en su poder 64 cigarrillos cargados de marihuana y 17 dosis de base de coca, los cuales pretendía comercializar en distintos sectores de la zona norte de Sincelejo, actividad por la cual, al parecer, es reconocido por las comunidades.

En el registro de la Policía, le figuran 6 anotaciones judiciales por fabricación, tráfico y porte de estupefacientes, 2 por hurto calificado y 1 por porte ilegal de armas de fuego.

Sobre este hombre se conoció igualmente, que fue sometido a un proceso de rehabilitación para salir de las drogas, incluso protagonizó una crónica que fue viral en las redes sociales y en la que contó su historia en el mundo de las drogas, las cuales le hicieron tocar fondo, creyendo incluso que lo iban a matar. El especial periodístico lo aprovechó para arrepentirse de todo lo que había hecho y de paso convidó a más jóvenes drogadictos a rehabilitarse.

Sin embargo, ese proceso de rehabilitación fue en vano y “El Niño Dios” volvió a sus andanzas, convirtiéndose hoy por hoy, para las autoridades sucreñas, en un delincuente a alta peligrosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *