Inicio / La voz del barrio / La calle del misterio

La calle del misterio

La carrera 18A es paso obligado para los vehículos que se dirigen hacia El Zumbao.

Al pasar por la carrera 18A, con calle 32 en el barrio Alfonso López de Sincelejo, más que tranquilidad da temor, casas viejas y abandonadas, escombros en los andenes y las placas del pavimento levantado. Es el panorama que observan quienes por ahí transitan. Según sus habitantes un daño en el tubo del acueducto, estaría provocando el levantamiento de las placas de concreto de esa calle. Sostienen que operarios de la empresa Aguas de la Sabana llegan y se van sin localizar el daño que los estaría perjudicando.

“Aquí han venido las cuadrillas de Adesa, se cuadran ahí, miran el daño, hacen el mantenimiento y a los pocos meses se levanta el pavimento nuevamente. Ya hace como 4 años que no se le hace mantenimiento a la calle”, explicó un habitante del sector quien se negó a dar su nombre.

Las placas levantadas ocasionan daños en los vehículos que por ahí transitan.

Cuando llegan las 6 de la tarde, pocos se atreven a transitar por este sector, porque solo hay una lámpara de alumbrado público y esta no alcanza a iluminar todo trayecto oscuro, lo que la ha convertido en el lugar preferido de los delincuentes, quienes aprovechan la complicidad de la noche para esperar a sus víctimas.

“El que se atreve a pasar por aquí de noche es atracado, aquí hay varios atracos, cada rato escucha uno que robaron a fulano que robaron a zutano y la Policía llega pero nunca capturas a nadie”, agregó el vecino.

El llamado es para la Administración Municipal de Sincelejo, que se apersone de la situación que vive este sector, ubicado en pleno centro de la capital sucreña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *