WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp
Inicio / La Voz De La Política / Indignación por utilización del atrio de Catedral para campaña política

Indignación por utilización del atrio de Catedral para campaña política

Rechazo causó en la iglesia católica en Sucre, la utilización arbitrariamente del atrio de la Catedral San Francisco de Asís de Sincelejo para una actividad política.

|

Indignación hay en el mundo católico en Sucre, por la utilización, arbitrariamente del atrio de la Catedral San Francisco de Asís de Sincelejo, para el lanzamiento de una campaña a la Gobernación de Sucre, acto que fue presidido por el senador y excandidato a la Presidencia de la República, Gustavo Petro.

“La Mesa Departamental de Asuntos Religioso,  hace un rechazo total por la usurpación del atrio de la Catedral San Francisco de Asís de Sincelejo, que arbitrariamente la candidata a la Gobernación de Sucre, Sonia Gómez, está haciendo uso de este, irrespetando la hora de la misa y a los feligreses. Hacemos nota de protesta ante tal situación”, precisa la nota de protesta de la Mesa Departamental de Asuntos Religiosos de Sucre.

Este medio logró establecer que la Iglesia Católica no dio permiso para que susodicha candidata y el senador Petro, utilizaran el atrio de la Catedral para el acto político y se preguntan ¿Eso no es violación a la propiedad privada? ¿Dónde quedó la Sucre humana, que violentó el patrimonio religioso?

Para loa católicos sincelejano, la iglesia no puede ser considerada como un espacio público, por lo que solicitaron respeto.

Tanto el alcalde de Sincelejo, Jacobo Quessep Espinosa, como el Secretario del Interior, a raíz del pronunciamiento de la Mesa Departamental de Asuntos Religiosos de Sucre, aseguraron que no han dado permiso para realizar manifestación política alguna en ese espacio. Sin embargo, se realizó, sin el permiso de ellos y en detrimento del libre ejercicio de la libertad religiosa y de culto de los fieles asiduos a la Catedral en las misas de 5 y 6 de la tarde.

“Lamentamos que se haya desconocido nuestro derecho, y manifestamos nuestra preocupación porque tampoco se haya tenido en cuenta lo que las autoridades municipales dispusieron de acuerdo con los compromisos asumidos. Estas acciones, arbitrarias en apariencia, no son presagios de paz en una sociedad tan dividida y enfrentada como la nuestra. Por eso pedimos que se respeten las autoridades legítimas y los derechos de los particulares, en este caso los nuestros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *