WeCreativez WhatsApp Support
Escribenos a Nuestro WhatsApp
Inicio / La voz de sincelejo / El triste panorama de la Plaza de Majagual

El triste panorama de la Plaza de Majagual

La plaza que tiene apenas 12 años de haber sido inaugurada luce hoy envejecida.

|

Escalones totalmente destruidos, pisos dañados, luminarias rotas, malos olores y la pintura desvanecida por los años, es el triste panorama que luce hoy la Plaza de Majagual. El considerado lugar más representativo de la cultura sabanera, hoy sufre por falta de inversión y cuidado, ante la mirada de miles de turistas y coterráneos que a diario la frecuentan.

‘La niña de Sincelejo’ inmortalizada en las canciones del Joe Arroyo, luce marchita y en condiciones lamentables, basta caminar la plazoleta para observar el abandono en sus paredes, pisos, escaleras y los incontables huecos que ha dejado la destrucción de parte de las luces que en el pasado sirvieron para iluminar el tejido del sombrero vueltiao que cubre a la legendaria plaza.

A diario decenas de niños y niñas, como también de jóvenes amantes del deporte y las artes, llegan hasta este sitio para realizar todo tipo de actividades, encontrándose con este triste panorama.

PLAZA SIN DOLIENTES 

Pese a que parte del deprimente estado que presenta la plaza de Majagual también se debe a falta de cultura ciudadana y a los desadaptados que han utilizado sus instalaciones como baño público, la inversión en el lugar por parte de la Administración Municipal, no se ha visto reflejada desde hace varios años.

El techo con los fuertes colores que ilumina parte de la plaza están opacos y descoloridos, durante el 2019 diferentes tipos de actividades y eventos se han realizado en esta y hasta el momento se le ha dado por lo menos un toque de pintura.

Nadie sabe qué pasó con las rejas que hacían parte del diseño original y que fueron reemplazados por bloques en bruto, desmejorando cada día más a lo que en el pasado fue considerado como el orgullo de la ciudad de Sincelejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *