Inicio / La voz del barrio / Crimen ecológico en el barrio El Cortijo

Crimen ecológico en el barrio El Cortijo

Los árboles están secos y sin hojas, esperando que la fuerza de las brisas los tire al piso.

Evitar que los clientes de una tienda que vende licor en el barrio El Cortijo de Sincelejo, aprovecharan las sombras de los árboles para tomar trago, sería lo que motivó a personas inescrupulosas a matar ocho árboles de Laureles, ubicados en la calle 29 de este sector, constituyendo este hecho en un verdadero crimen ecológico.

Esta es una maldad la que hicieron con esos pobres arbolitos, echarle veneno que compraron en una entidad ambiental, según dicen los vecinos, con el objetivo de que la gente no se sentara a tomar cerveza”, precisó Luis Alfonso Sotomayor, vecino del sector.

La sombra de los árboles era aprovechada por los vecinos para esperar la buseta o sentarse en las tardes.

Los árboles durante varios años proporcionaron sombra y adornaban el lugar, pues están ubicados en una zona verde del barrio El Cortijo que es visitada por niños para recrearse, sobre todo en horas de la tarde y por personas de la comunidad para hacer ejercicios.

“Eso tuvo que ser gente de por aquí mismo que se molestaban por los carros y la música que ponía algunos que venían a tomar ahí, de todas maneras no deja de ser una maldad con la naturaleza”, aseguró Sotomator.

La comunidad del sector pide a la Administración Municipal de Sincelejo, colocar la situación en manos de Carsucre y castigar este crimen ecológico que no puede ser justificado bajo ninguna circunstancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *