Inicio / La Voz De Los Municipios / Cables de energía rosan las casas y el suelo en un barrio de Corozal

Cables de energía rosan las casas y el suelo en un barrio de Corozal

Este es el panorama que se observa en el barrio Dulce Nombre de Corozal, cables de energía, prácticamente rosando el suelo.

|

Con mucho cuidado les toca andar a los habitantes del barrio Dulce Nombre de Corozal, para no ser víctimas de una descarga eléctrica de los cables de energía, los cuales según ellos, prácticamente rosan las casas del sector y muchos están ya en el suelo.

Se logró establecer que en varias oportunidades han dado a conocer la problemática a la empresa Electricaribe, pero sin embargo está persiste, situación que hace que los habitantes mantengan el temor del registro de una tragedia, pues varios de los cables, están pasando corriente y ya muchos han pasado sustos.

“Hace varios meses que esos claves están en el piso, la situación la hemos dado a conocer a la empresa Electricaribe, a la misma Alcaldía de Corozal y nada, no nos escuchan, estamos cansados con esto. Vivimos en una zozobra, estamos en peligro todos los habitantes, sobre todo los niños que no le prestan atención a la dimensión de la problemática. Por eso una vez más estamos llamado la atención de esta empresa, nosotros pagamos el servicio y no es justo que tengamos que vivir con este temor constante”, manifestó Ofelia Hernández.

Sostienen que les ha tocado enrollar varios cables en las ventanas de las casas, con el fin de que no se registren accidentes, situación que evidencian con una serie de fotografías que han enviado a la empresa Electricaribe y a distintos medios de comunicación.

Según los habitantes, el peligro aumenta en las noches, pues se registran muchos altibajos en el servicio de energía.

|

Según los habitantes el miedo aumenta cuando llueve, pues por las fuertes brisas, los cables amenazan con caer sobre las viviendas.

“Hemos visto como chocan los cables y las chispas en los postes como si fueran juegos pirotécnicos. Nos ha tocado recoger los cables y amarrarlos en las ventanas para que nadie se electrocute”, afirmó una habitante del barrio Dulce Nombre.

Piden a la empresa Electricaribe que no espere a que se registre una tragedia, pues ya tienen bastante con el pésimo servicio que reciben y con las altas facturas que les toca pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *