Inicio / La voz de sincelejo / Un payaso quiere ser concejal en Sincelejo

Un payaso quiere ser concejal en Sincelejo

Desde el Concejo de Sincelejo, el payaso “Chocolatín”, además de risas y alegría, impulsaría muchos proyectos.

|

Para él ya está montado el circo, los tramoyeros han armado toda la carpa y las cuerdas están listas para la función, solo falta que llegue con su show para que las luces iluminen más la pista y pueda entrar a un nuevo mundo, en donde existe mucha magia, animales, cartas por debajo de las mesas y roles que cumplir. En donde, si le va bien, y sin hacer oposición, podría ganar dinero, pero mucho dinero con cada uno de los trucos que le tocaría presentar.

Atacaría los micos, no llegaría encima de un elefante. Ya como concejal, en su closet seguiría colgado su ajuar, su nariz no la dejaría para nada, pues desde ya afila el olfato para detectar la corrupción y en su neceser guardaría cada uno de los proyectos que ya esta armando.

Es Héctor Barreto o mejor, el payaso “Chocolatín”, quien quiere llegar al Concejo de Sincelejo, en donde según sus propias palabras, ya hay payasos, pero indiscutiblemente falta él.

Sus intenciones son firmes y están impulsadas por un grupo de personas que ven en él al hombre que puede trabajar verdaderamente por las comunidades más necesidades, pero eso si poniéndose serio y encarando sin máscaras y sin maquillaje, cada una de las problemáticas que aquejan a los sectores más vulnerables de Sincelejo.

“No me pueden decir que no puedo aspirar porque soy payaso, porque si analizamos el actual Concejo de Sincelejo, podemos ver que ahí hay payasos, que a diferencia de “Chocolatín”, o sea yo, no hacen nada, no conocen los barrios, no gestionan, no dialogan con el pueblo, solo payasean en el recinto del Concejo, o sea su circo y cuando se acercan las elecciones los ves dando abrazos y besos manchado de hipocresía, diferentes a los míos, que están marcados con pintura, con maquillaje, con color de vida, con alegría”, afirma “El Chocolatín”.

Aunque es obvio que su intención lleva implícita una protesta, según él por cada una de las problemáticas que agobian a Sincelejo y por las actuaciones de los mismos Concejales, que no han mostrado ser dolientes de la ciudad que los eligió, también es claro para él que su aspiración está llena de propuestas muy bien fundamentadas, buscando con estas una serie de soluciones a situaciones a las que “otros payasos no le han prestado atención”.

Por eso desde ya armó su tráiler, tiene la publicidad montada y todo está listo para que la sesión, mejor la función comience. “Después no digan que no les avisamos”.

“El Chocolatín” está dispuesto y trabajara para convertirse en concejal de Sincelejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *