Inicio / La Voz Investigativa / Motos que entregó la Alcaldía a la Policía tendrían sobrecostos

Motos que entregó la Alcaldía a la Policía tendrían sobrecostos

Uno de los implicados en este hecho irregular, denunciado el 27 de noviembre ante la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría, es Luis Fernando Romero Gil, quien era el jefe de la oficina jurídica de la Alcaldía de Sincelejo y quien hoy aspira a la Cámara de Representantes.

En días pasados la Alcaldía de Sincelejo volvió a entregar motocicletas a la Policía, proceso que también sería denunciado en los próximos días por presuntas irregularidades.

Hernando De la Ossa Cabeza, miembro de la Red de Veedurías Misión y Transparencia por Colombia, denunció ante la Fiscalía, Procuraduría y Contraloría, sobrecostos por unos 194 millones de pesos en la adquisición de 51 motocicletas que fueron entregadas en noviembre de 2016 por parte de la Administración Municipal de Sincelejo a la Policía.

El contrato en mención, en el cual, según los denunciantes hay irregularidades, tenía como objeto la adquisición de motocicletas con destino a la Policía Nacional como apoyo para la prestación del servicio de seguridad en el área de jurisdicción del municipio de Sincelejo, por un valor de 384.220.934 pesos.

Asegura el denunciante que en la fase precontractual se violaron todos los principios constitucionales y legales que gobierna la función administrativa, en particular la buena fe, moralidad, igualdad, economía, imparcialidad, eficiencia, participación, responsabilidad y transparencia, pues según él, la Alcaldía de Sincelejo realizó descarados actos administrativos de favoritismo que procuraron direccionar la adjudicación del contrato estatal que sobrevendría creando una serie de requisitos exclusivos que solo podrían ser satisfechos por una fundación, que excluyó a verdaderas firmas con comprobada idoneidad y experiencia, que garantizaban un mejor producto y mucho más económico para las finanzas estatales.

Explica que en la etapa precontractual mostraron gran interés en participar reconocidas firmas de concesionarios como Incolmotos (Yamaha) Narita Moto (Suzuki) y Suzuki Motors de Colombia S.A. las cuales mostraron inconformidad, presentando observaciones al pliego, porque a leguas se mostró el favoritismo que perseguía evitar la libertad de competencia, fijando varios requisitos que avizoraban el surgimiento de un participante oculto a quien iba direccionado el proceso de selección.

Y así sucedió, el municipio de Sincelejo, en cabeza de su alcalde, Jacobo Quessep Espinosa; el comité evaluador conformado por Teobaldo Núñez Rodríguez, secretario del interior y convivencia ciudadana; Diana Monterroza Salguero, jefe de presupuesto; Luis Fernando Romero Gil, Jefe oficina jurídica, lograron según el denunciante, que únicamente se presentara a ofertar la Fundación Colombia Nuevo Siglo, cuyo representante legal es Luis Tadeo Machado Romero.

Denuncia instaurada por posibles sobrecostos en la compra de motos por parte de la Alcaldía.

“Lo más censurable es que lograda la exclusión de las reconocidas firmas concesionarias, celebraron el contrato con el mayor descarado sobrecosto del producto del objeto contractual, adquiriendo 51 motocicletas, 5 cuatro tiempo de 250 centímetros cúbicos y 46 cuatro tiempo de 100 centímetros cúbicos. En el mercado para la época de los hechos las motocicletas 4 tiempo de 100 cc tenían un valor promedio de 2.500.00 pesos y las de 4 tiempo de 250cc tenían un costo de 15 millones de pesos, lo que arroja un valor total de 190 millones de pesos, sin embargo, el paquete de motocicletas fue adquirido por 384.220.934 pesos, lo que evidencia un sobrecosto  de más del 100% del valor del contrato”, precisa uno de los apartes de la denuncia instaurada.

Precisa el demandante que dicha fundación no es idónea para garantizar el buen uso del bien adquirido, ya que carece de talleres y no tiene local comercial con stock de repuestos.

“Las anteriores conductas transgreden el derecho punitivo, disciplinario y fiscal, en cuanto se concertaron delictivamente para apropiarse de manera indebida del patrimonio público, además de otros tipos penales y disciplinarios y fiscales que los operadores de seguro tipificaran en las correspondientes investigaciones que han de sobrevenir”, sostiene otro de los apartes de la denuncia.

En similares circunstancias, por haber cometido idénticas y censurables conductas, como las que se expresan en la anterior denuncia, los alcaldes de Maicao y Fusagasuga fueron objeto de medida de aseguramiento y hoy se encuentran suspendidos de los cargos.

La Fundación Colombia Nuevo Siglo, que fue la ejecutora del contrato objeto de la denuncia, también ha suscrito otros contratos con la Alcaldía de Sincelejo, entre esos tres para el control del espacio público, que suman un valor que sobrepasa los mil 600 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *